¡Gracias Visionario!

Me equivoqué, lo reconozco. Hace siete meses y algo más publiqué en este blog un artículo que titulé El Visionario al revés, artículo del que ahora me arrepiento. Y me arrepiento porque en él ponía en duda las maravillosas dotes de Enrique Peñalosa como Visionario, como prohombre llamado a trascender la historia de Bogotá y del país, y ahora la realidad de su éxito me demuestra que nunca debí dudarlo. Debí, más bien, escuchar a los muchos que me dijeron que esperara, que le diera tiempo para que demostrara su talante y su talento de gobernante. Por eso, para resarcir mi error y purgar esta culpa que me está matando, y en vista de que ninguno de sus electores lo ha hecho, voy a hacer un recuento de algunos de los logros más relevantes del gran Visionario en estos primeros diez meses de su administración.

Así que, señoras y señores, niños y niñas, aquí la tienen: ¡la ciudad visionada por el Sabio Enrique Peñalosa! (iba a escribir “Sabio y Docto”, pero me acordé de esto: (http://www.elespectador.com/noticias/bogota/el-tal-doctorado-de-penalosa-no-existe-articulo-625911).

En diez meses nuestro prohombre ha hecho de esta ciudad una urbe que ni siquiera Albert Speer, el genial arquitecto del Tercer Reich, habría podido imaginar. Una ciudad soñada en la cual la calle por la que caminamos hoy, seguro estará rota y vallada mañana, esto es, una obra negra permanente. Una ciudad en donde la plaga de vendedores ambulantes ha desaparecido para darle paso a los ciudadanos de bien, no importa que tales vendedores se mueran de hambre y de angustia, que no tengan empleo ni posibilidad de formalizarse (https://www.youtube.com/watch?v=H8jiaPjMwbM). Una ciudad -señor, señora, querido niño o niña-, libre de “desechables”. Sí, porque gracias a la política social de nuestro amado Visionario se acabó el Bronx, ese siniestro sector, ese cáncer social, esa república independiente del crimen que se erigía a solo unas cuantas cuadras de la sede del gobierno central. ¿Qué importa que antes de hacerlo no se tuviera un plan de reubicación para los miles de habitantes de calle que vivían allí? Eso fue un problema menor y por supuesto, los bogotanos ya lo hemos olvidado: (http://www.las2orillas.co/la-solucion-penalosa-la-problematica-del-bronx/). De cualquier modo, la solución final para el caso de los habitantes de calle fue, como todas las de nuestro insigne burgomaestre, sorpresiva y brillante, y contempló dos etapas. La primera, ahogarlos en el caño de la calle sexta con carrera 30: http://www.elespectador.com/noticias/bogota/habitantes-de-calle-arrastrados-corriente-de-agua-cano-articulo-649714. La segunda: ¡mandarlos al Chocó!: (http://www.elespectador.com/noticias/bogota/del-bronx-choco-proponen-trasladar-jovenes-proceso-de-r-articulo-654935).

Pero eso no es todo. Además de la exitosa implementación de su política social, el Ungido no solo ha consolidado el mejor sistema de transporte público para una ciudad de cerca de ocho millones de habitantes, sino que se propone perpetuarlo. Por algo, hace cerca de veinte años en un ataque místico-profético, él mismo lo llamó Transmilenio; es decir, el transporte de los mil años, nombre tan visionario y sonoro como él mismo y que gracias a más de las doscientas mejoras que se le han aplicado, hoy presta un servicio de primera calidad: https://www.youtube.com/watch?v=aUW-ipdbYrI&feature=youtu.be

Por otra parte, si consideramos el enorme beneficio que los ciudadanos recibimos de un sistema que “hace lo mismo que un metro y es más barato”, resulta insignificante el trancón de intereses del que lo acusó el señor Carlos Carrillo, ese impertinente investigador que se ha dedicado a atacar sistemáticamente a nuestro alcalde Peñalosa: https://algarete.com.co/2016/01/24/penalosa-y-su-trancon-de-intereses/

¿Y qué?, le pregunto al señor Carrillo, ¿qué de malo tiene que nuestro prohombre reciba algún beneficio económico a cambio de sacar a Bogotá de su atraso urbanístico y ponerla al nivel de París, Madrid, Barcelona o Munich? Porque, de verdad, ¿para qué un metro subterráneo en una ciudad pequeña como Bogotá? Lo mejor es un metro elevado, liviano y, sobre todo, barato, que sirva como alimentador de los buses cuya marca promueve nuestro alcalde.

Pero en el caso específico del metro, lo que me llena de admiración es la humildad que demostró el Visionario para saber cuándo y cómo cambiar de opinión: http://www.elespectador.com/noticias/bogota/penalosa-el-metro-elevado-era-feo-ahora-mejor-opcion-articulo-650636 .

Por supuesto, Transmilenio presenta algunas pequeñas fallas, aunque eso sí todas atribuibles al mal comportamiento, a la “falta de cultura ciudadana” de los usuarios. Veamos: http://www.noticiasrcn.com/nacional-bogota/se-presento-un-choque-multiple-buses-articulados-transmilenio-bogota (Abril 25 de 2016); http://www.publimetro.co/bogota/caos-en-transmilenio-autopista-norte-por-accidente-septiembre-02-de-2016/lmkpib!zydV1kglkxnc/ (2 de septiembre); http://noticias.caracoltv.com/colombia/choque-de-tres-buses-de-transmilenio-deja-18-lesionados-y-conductor-atrapado (10 de marzo); http://www.elespectador.com/noticias/bogota/nuevo-choque-entre-buses-de-transmilenio-esta-vez-pepe-articulo-631877 (12 de mayo de 2016)

Pero dejemos a un lado el tema Transmilenio y pasemos al campo de la salud en donde nuestro visionario ha hecho una cantidad de mejoras indiscutibles, entre ellas, la más importante: la reapertura del Hospital San Juan de Dios, una iniciativa promovida por él, solo por él y por nadie más que por él: http://www.eltiempo.com/bogota/comienzan-a-funcionar-los-centros-de-de-atencion-prioritaria-de-salud-del-distrito/16719206

En cuanto a la gestión de la cultura en Bogotá, el gran acierto de nuestro Visionario fue nombrar a otro como él en la dirección de IDARTES; hablo de Juan Ángel, estrella de la farándula nacional que desde el principio declaró no saber ni entender nada de políticas públicas de cultura y quien desafortunadamente renunció el pasado 14 de octubre: http://www.elespectador.com/noticias/bogota/renuncio-juan-angel-director-de-idartes-articulo-660518. No obstante, la gestión peñalosista y visionaria de Ángel en IDARTES representó un avance importante en la cultura de la ciudad. Para la muestra basta un botón: acabar con los CLAN y con todas las políticas públicas de formación en artes para los niños y las niñas de los colegios distritales. Una labor que está en proceso y que pronto culminará con éxito.

Y ni qué decir del medio ambiente, ese que ha sido la bandera del Visionario desde los años noventa cuando en plena campaña recorría la ciudad en bicicleta para demostrarle a los electores que a él lo que le importaba era el medio ambiente y la movilidad alternativa. Pues en este sentido, el Visionario ha trabajado todos los días y con gran ahínco en la destrucción de la reserva Van Der Hammen, un potrero en donde pastan unas cuantas vacas, y en donde piensa construir la Ciudad Paz: http://www.elespectador.com/noticias/bogota/penalosa-pretende-construir-tres-avenidas-reserva-thoma-articulo-645176; https://www.facebook.com/unidosporunpaismenospeor/videos/831061823706419/.

En este mismo sentido debo alabar la intención del Visionario de atraer venados a los cerros orientales, para que un día podamos decirle a nuestros hijos que antes de Peñalosa, Bogotá parecía una ciudad latinoamericana, pero que después de su gestión nos convertimos en la única metrópoli europea del otro lado del Atlántico: http://www.pulzo.com/nacion/no-seria-raro-que-pronto-tuvieramos-venados-en-los-cerros-y-calles-de-bogota-penalosa/415886.

No puedo concluir el recuento de estos logros del gran Visionario sin reconocer su capacidad para comunicar a los ciudadanos los alcances de su gestión, para animarnos y mantener viva en nosotros la esperanza de que hoy Bogotá es mejor para todos. Hablo de su campaña de cuentas y perfiles falsos en Facebook y Twiter, a través de los cuales los ciudadanos nos enteramos de tantas maravillas: https://algarete.com.co/2016/10/18/un-ejercito-de-cuentas-falsas-ultimo-recurso-de-la-alcaldia/

Sé que me quedo corto en el reconocimiento de tantos logros cumplidos por nuestro ubérrimo Visionario. Por ejemplo, la venta de la ETB, de la Empresa de Energía, el nombramiento de su primo en altos cargos de tres empresas públicas http://www.publimetro.co/bogota/cuestionan-que-primo-de-penalosa-este-en-la-junta-directiva-de-tres-empresas-de-bogota/lmkpee!qA12w9grfCc/. En fin, tantos y tantos más. Pero no puedo profundizar en todos ellos porque me quedaría en esto eternamente.

Así que, señores y señoras, niños y niñas, por todo lo anterior, por todos estos logros cumplidos en tiempo record, invito a los ciudadanos de Bogotá a gritar llenos de emoción y fervor ciudadano: ¡Gracias Visionario! ¡Gracias Ungido por tu sapiencia! ¡Mil años en tus manos no serán suficientes! ¡Nada nos importa que seas el gobernante más impopular en las encuestas! http://www.eltiempo.com/politica/gobierno/encuesta-de-gallup-sobre-alcaldes-agosto-2016/16690216

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s